“Bear Raider”: El corredor de bolsa más grande del mundo.

“El juego de la especulación es el juego más fascinante de manera uniforme en el mundo.  Pero no es un juego para el estúpido, el mentalmente perezoso, la persona de equilibrio emocional inferior, o el aventurero hacerse rico rápido.  Ellos morirán pobres.”

Jesse Livermore

El objetivo de este artículo es acercaros brevemente una de las vidas más apasionantes de la historia del trading, el gran especulador Jesse Livermore. Si compartís oficio con otros compañeros, cuando leáis acerca de sus reglas de trading, os recordara a algún que otro conocido que quizás lleve un pequeño Livermore en su interior…

Nuestro exitoso trader, huyo de casa con 14 años con la ayuda de su madre para evitar una vida como granjero que era el trabajo familiar que su padre quería que heredara. Viajo a Boston donde se convirtió en “Board Boy”, por aquel entonces este trabajo consistía en actualizar  los precios de los bonos, acciones y Commodities en una pizarra. Como tenía una memoria privilegiada y buenas habilidades para las matemáticas, rápidamente  se dio cuenta que los precios, a menudo se movían de manera predecible, concluyendo que se podía batir al mercado y de esta forma ganar mucho dinero. Por entonces no tenía dinero para poder operar en acciones así que emplea sus horas libres en las “Bucket Shops”, las casas de apuestas de la época. A los 15 años acumulo sus primeros 1.000$ aproximadamente unos 23.000$ de ahora. Era tan bueno con este tipo de apuesta que acabo siendo expulsado de todas las Bucket Shops de Boston, por lo que se fue a la costa oeste y en ocasiones tuvo hasta que disfrazarse para poder seguir frecuentando estas especies de casino de la época. Con 20 años se fue a New York con el suficiente dinero como para operar en casas legitimas de bolsa. Tras el derrumbe bursátil de 1907, aposto en corto contra los mercados y genero una ganancia de 3 millones de dólares. Luego lo perdió todo, durante el mercado plano entre 1908 y 1912.

Se retiró a pensar sobre sus aciertos y errores hasta dar con ese método de inversión que atentaba contra las leyes fundamentales de los inversores de la época. Volvió a los mercados y durante la siguiente década se convirtió en una leyenda viva del trading en tendencia, haciendo una gran fortuna entre 1920 y 1929.

En el crack del 29, mientras muchos inversores se tiraban por las ventanas, el predijo la tendencia bajista que les esperaba y durante aquella crisis, Livermore hizo 100 millones de dólares. Inexplicablemente de nuevo en el 34 se declaró de nuevo en quiebra. Pero en el 39, justo antes de su muerte, volvió a recuperarlo.

Durante su vida llego varias veces a realizar inmensas fortunas pero siempre repetía la misma suerte, lo perdía todo. Operaba fantásticamente en los mercados bajistas y se llegó a ganar el apodo “Bear Raider”.

Trader exitosos de la época, como William Gann, hablaban de que era un hombre honorable, en el sentido que daba igual que fuera declarado en quiebra por las autoridades porque de nuevo conseguía una fortuna y lo primero que tenía en su mente era pagar todas sus deudas.

Gann pensaba que su único defecto era centrarse únicamente en hacer dinero, eso lo hacía genial pero luego no sabía mantenerlo: “él tenía la codicia y la energía necesarias para el éxito, pero cuando tenía una cantidad de dinero considerable, no operaba de forma conservadora. Livermore probaba su propia operativa en el mercado en vez de esperar a que apareciese la tendencia natural que el mercado nos muestra en numerosas ocasiones”.

Jesse Livermore murió hace más de 60 años, dejando dos magníficos libros, “como operar en el mercado de acciones” y “Recuerdos de un operador de acciones”

A continuación alguno de sus frases más celebres y recuerdos que Richard Smitten supo trasladar en el libro: Jesse Livermore: El corredor de bolsa más grande del mundo.

 

  1. Mantén el número de acciones que tienes en un número manejable
  2. Toma tus pérdidas rápido y no andes pensando en ellas
  3. No puedes ganar dinero de forma consistente si negocias cada día o cada semana del año. De vez en cuando hay que estar en efectivo y tomarse unas vacaciones.
  4. Ellos dicen que nunca te arruinarás tomando beneficios. No, no lo harás. Pero tampoco te volverás rico tomando cuatro puntos en un mercado alcista
  5. Recuerda que las acciones nunca están demasiado altas para empezar a comprar ni demasiado bajas para empezar a vender
  6. Después de pasar muchos años en Wall Street y después de ganar y perder millones de dólares quiero decirte algo: nunca fue mi pensamiento el que me hizo ganar mucho dinero. Fue mi asentamiento: mi paciencia
  7. Creo absolutamente que los patrones de precios siempre son repetidos. Hay patrones que aparecen una y otra vez, con pequeñas variaciones. Esto es porque los mercados son dirigidos por humanos; y la naturaleza humana nunca cambia
  8. Los mercados nunca se equivocan. Las opiniones a menudo fallan.
  9. Perder dinero es el menor de mis problemas. Una pérdida no me preocupa después de asumirla. Me olvido de ella de un día para otro. Lo que me quita el sueño es no “tomar la pérdida” que es lo que daña seriamente el bolsillo.
  10. Las personas racionales, actúan de forma irracional cuando tienen miedo, y la gente tiene miedo cuando empieza a perder dinero, nuestra forma de razonar se atrofia. Está implícito en nuestra naturaleza humana. No podemos rechazarlo. Debemos aceptarlo.

Espero que hayáis disfrutado tanto como yo con su apasionante biografía y estrategias. No perdáis la oportunidad de leer “Recuerdos de un operador de bolsa”. No olvidéis registraros en nuestro servicio gratuito de trading para ver todas nuestras operaciones.

Buen trading amigos!

Advertencia legal:

Enbolsa.net o cualquier persona/empresa relacionada con este proyecto no aceptará ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño en el trading como resultado de la confianza en la información suministrada en nuestra web incluyendo nuestros webinarios, cotizaciones, gráficos, etc. La operativa en Fondos de inversión o ETF son formas de inversión con riesgo de pérdida de una parte del dinero de una cuenta y no son aptas para todos los inversores. La operativa en futuros, CFDs, opciones u otras formas de especulación apalancada son las formas de inversión con riesgo de pérdida de la totalidad del dinero de una cuenta e incluso más y no son aptas para todos los inversores. Por tanto, tanto en operativa a contado como en operativa apalancada declinamos toda responsabilidad de cualquier decisión de compra o de venta de títulos, valores y/o activos cotizados en los mercados, por influencia de dichas opiniones o replicando las posiciones publicadas en la web o seminarios.

La operativa en activos de los mercados financieros requiere conocimiento y amplia experiencia. Son productos complejos y en algunos casos apalancados cuyo uso puede dar lugar a pedidas severas en el capital, pudiendo superar las pérdidas el capital invertido, por tanto el inversor deberá comprobar que los activos en los que opera se adaptan a su perfil de inversión y asumir el riesgo de su propia operativa. Enbolsa.net no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de esta página web o de nuestros servicios. Los usuarios deben estar plenamente informados sobre los riesgos, gestión monetaria, apalancamiento y los gastos asociados con el trading en los mercados financieros.

El contenido de la página web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *