Datos macroeconómicos en la última semana de 2018. Datos de interés 24/12/2018

Saludos desde Enbolsa.net.

El día de hoy nos encontramos en la última semana de 2018 y por ello vamos a realizar también la situación en la que va a acabar este año.

¿Realidad o miedo a lo desconocido? El conflicto entre estas dos variables condiciona el rumbo de los mercados que están a punto de concluir un año especialmente atípico. Salvo excepciones como, la vivienda en España (+6,7% en 3T’18), el dólar (+5,2% frente al Euro) o la bolsa brasileña (+0,5% en Euros), los principales activos – bolsas, bonos, materias primas, oro, e inmobiliario cotizado – registran caídas generalizadas. El impacto es aún mayor en emergentes donde el efecto la divisa es significativo. Este hecho además de inusual parece exagerado porque tiene lugar en áreas geográficas con fundamentales macro dispares y en economías que se encuentran en momentos distintos del ciclo. El flujo de noticias no acompaña, especialmente en el frente político donde siguen abiertos los principales frentes de preocupación – guerra comercial entre EE:UU y China, Brexit y política fiscal en la UEM -. ¿Cuál es el estado general de la economía? Los indicadores adelantados de actividad pierden tracción y los índices de confianza se resienten, pero el crecimiento global supera el 3,5%, el riesgo de recesión es reducido y salvo excepciones como Argentina, Turquía o Suráfrica – todos ellos con un peso limitado en el PIB global – no se aprecian desequilibrios macro insalvables. Las condiciones de financiación son atractivas, especialmente en Japón y la UEM y la Tasa de Paro se sitúa en niveles históricamente bajos en países como Japón (2,4%), EE:UU (3,7%), Reino Unido (4,1%) o Alemania (5,0%). Los beneficios empresariales crecen a doble dígito alto (+27,9% en el S&P 500 y +14,6% en el EuroStoxx 600 en 3T’18) y el endeudamiento privado se mantiene alejado de niveles pre-crisis (2007). La caída en el precio de la energía permite que las perspectivas de inflación se mantengan en niveles reducidos y facilita que la normalización de la política monetaria sea gradual. El sesgo de los bancos centrales es dovish o suave y el mercado espera una política monetaria laxa durante mucho tiempo. ¿Qué debemos hacer? Ser prudentes mientras no se resuelven los acontecimientos más importantes – lo bueno es que no queda tanto–, favorecer la inversión en bolsa de EE.UU donde los múltiplos de valoración vuelven a ser atractivos y aprovechar oportunidades concretas como Brasil e India donde los fundamentales y la agenda económica juegan a su favor. Es mejor ser prudentes porque la volatilidad irá en aumento a medida que avancen las negociaciones comerciales entre EE:UU y China (en marzo termina la tregua en materia arancelaria), nos acerquemos al día D para el Brexit (marzo 2019) y se celebren las elecciones europeas (mayo 2019). Ser prudente no es sinónimo de comprar bonos europeos, al menos con una visión de medio/largo plazo porque la TIR de los bonos core (0,24% en el Bund alemán a 10 A) no compensa el riesgo de duración y en los momentos más difíciles de mercado (febrero y octubre 2018) no han funcionado como activo refugio. En cuanto a la inmediatez de la semana, la atención se centrará en los datos del sector inmobiliario en EE:UU (Precios y Ventas de Vivienda nueva), la Confianza del Consumidor en EE:UU (jueves) e Inflación en Alemania (viernes). El consenso no anticipa grandes cambios en la macro y los volúmenes de contratación se reducen significativamente estos días así que lo más probable es que los mercados se mantengan dentro de un rango lateral con sesgo

Los mercados energéticos experimentaron un viaje descontrolado en 2018. Los precios del petróleo, que incluyen WTI, Brent y la gasolina, aumentaron durante todo el año para caer significativamente en la temporada de vacaciones. Los precios del gas natural se deprimieron, pero luego aumentaron a medida que los inventarios se desplomaron y el clima frío impulsó la demanda. Hubo varios comerciantes que fueron capturados fuera de juego, lo que mejoró los movimientos tanto en el petróleo como en el gas natural. De cara al futuro, los precios del gas natural podrían seguir subiendo mientras que los precios del petróleo están buscando un fondo.

Resumen del mercado del petróleo

Los inversionistas esperaban que 2018 fuera un año volátil, ya que la OPEP anunció en 2017 que limitaría la producción hasta fines de 2018. El productor clave fue Estados Unidos, que había estado produciendo aproximadamente 9.7 millones de barriles diarios de petróleo crudo en diciembre de 2017. Si bien muchos analistas creían que EE. UU. Aumentaría la producción en 2018, pocos vieron el enorme aumento que los mercados están experimentando actualmente.

Aumenta la producción los cortes de la OPEP, las sanciones contra Irán

El petróleo crudo WTI comenzó en 2018 cerca de $ 60 dólares por barril y el terreno subió a $ 76.90 en octubre de 2018. El aumento se debió a varios factores, entre ellos la disminución de los inventarios en los Estados Unidos, así como a los temores de que la sanción de Irán tomaría 1.5 Millones de barriles diarios fuera del mercado.

El petróleo crudo Brent, que es más un punto de referencia mundial en relación con el Intermedio Oeste de Texas (EE. UU.), Alcanzó un máximo de $ 86.72 en octubre, y durante el cuarto trimestre de 2018 cayó a los bajos $ 50. Una combinación de factores que incluyen tanto la oferta como la demanda conspiraron para erosionar el precio del petróleo crudo.

El suministro de los Estados Unidos fue un factor clave en la generación de niveles de producción que pesaron sobre los precios del petróleo crudo. Los productores estadounidenses de esquisto aumentaron la producción estadounidense de 9.7 millones de barriles diarios en enero de 2018 a 11.7 millones de barriles diarios a principios de noviembre. El aumento del 20% fue impulsado por los precios más altos, que atrajeron nueva producción, así como también, la tentación de capturar participación de mercado.

Durante el tercer trimestre de 2018, Estados Unidos anunció que restablecería la sanción contra Irán después de que la administración decidiera retirarse del programa nuclear de Irán. Durante su campaña, el presidente Trump declaró que sentía que el acuerdo nuclear con Irán era un acuerdo horrible para Estados Unidos y que planeaba romperlo cuando tuviera la oportunidad. Esto sucedió a pesar de los llamamientos de los aliados europeos y asiáticos para mantener el acuerdo, lo que puso a los Estados Unidos y sus aliados en desacuerdo.

Inicialmente las sanciones iraníes eliminan el petróleo crudo

La reintroducción de la sanción iraní levantó inicialmente los mercados de petróleo crudo. La sanción crearía una situación en la que los compradores de petróleo iraní ya no podrían comprar a Irán como proveedor si quisieran seguir comerciando con Estados Unidos. Las expectativas de que la pérdida de petróleo crudo iraní llevaría aproximadamente 1,5 millones de barriles diarios de crudo al mercado.

Para contrarrestar esta reducción en la producción, las compañías de E&P de EE. UU. Comenzaron a aumentar rápidamente la cantidad de petróleo crudo que estaban generando. A fines de septiembre de 2018, la producción nacional de petróleo crudo de los Estados Unidos había alcanzado los 11,1 millones de barriles por día. Antes de la fecha límite del 5 de noviembre, cuando entró en vigencia la sanción, la producción de petróleo crudo de los Estados Unidos alcanzó los 11,7 millones de barriles por día.

Lo que ocurrió a continuación fue devastador para los mercados de petróleo crudo. En noviembre, cuando se produjo el plazo para la sanción, el gobierno de Trump anunció que proporcionaría exenciones a casi todos los compradores de petróleo crudo iraní. Todo al mismo tiempo, la oferta era mucho mayor que la demanda, que ya estaba comenzando a deslizarse cuando las tarifas de Trump se afianzaron y se redujo el crecimiento. Desde entonces, la OPEP ha reducido la producción en 1,2 millones de barriles por día, pero el daño al precio del crudo continúa.

Aumento de gas natural a máximos de varios años

Los precios del gas natural comenzaron en 2018 con una nota alta en enero, ya que los temores de clima más frío de lo normal aumentaron los precios. Los inventarios eran promedio, y cuando el clima frío no persistía, los comerciantes dirigían su atención a la producción. La producción de gas natural de EE. UU. Aumentó a la par con la producción de petróleo y aumentó de manera constante a lo largo de 2018. Las nuevas perspectivas para el consumo de gas se afianzaron cuando las empresas comenzaron a acelerar sus exportaciones de Gas Natural Líquido (GNL).

Exportaciones de GNL

Las terminales de GNL aceleraron su actividad y experimentaron un aumento en el volumen durante 2018. La demanda de gas natural en Asia y Europa proporcionó el escenario para acelerar las exportaciones de Estados Unidos. El aumento de las exportaciones ha conducido a una disminución en los inventarios, lo que prepara el escenario para una compresión del gas natural.

La Administración de Información de Energía estima que el gas natural en funcionamiento en almacenamiento está muy por debajo de su rango promedio de 5 años para esta época del año. La acumulación de inventarios de gas natural se desaceleró a fines de la primavera debido a la aceleración de las exportaciones de GNL. Para el verano de 2018, los inventarios de gas natural estaban por debajo del rango promedio de 5 años y no se aceleraron a su nivel normal. La producción se mantuvo fuerte y creció, por lo que los precios continuaron negociándose lateralmente

Las noticias en el mercado que cubren los fondos de cobertura donde el gas natural era bajo, era una señal de que los precios podrían aumentar más si se produjera un pronóstico de clima frío durante la temporada de retiro. Muchos creen que el gran comercio en el mercado fue un par en el que los fondos de cobertura eran petróleo crudo largo y gas natural corto.

En el cuarto trimestre, los precios comenzaron a acelerarse cuando quedó claro que el clima en noviembre sería más frío de lo normal. Con inventarios muy por debajo del rango promedio de 5 años, los precios comenzaron a subir. Los precios se comprimieron hasta $ 4.92 por MMBtu, una subida del 77% desde los mínimos alcanzados en febrero.

Mirando hacia el futuro, la acción del precio se mantiene volátil y ha caído 29% desde que alcanzó sus máximos. Se pronosticó que el clima más cálido de lo normal cubrirá los EE. UU. A mediados de diciembre, lo que afectó los precios. Los inventarios se mantienen muy por debajo del rango promedio de 5 años y los niveles sólidos de las exportaciones de GNL mantienen a los inventarios bajos. Con inventarios por debajo del rango promedio de 5 años, el objetivo para 2019 podría ser el máximo de 5 años, que está cerca de $ 6.0 por MMBtu.

Los altos niveles de exportación han cambiado la dinámica del gas natural. Si el GNL se recupera, es probable que la producción se acelere manteniendo los precios limitados en el país. El precio del gas natural en relación con el petróleo fuera de los EE. UU. Proporciona un gran colchón para los exportadores de GNL de EE. También es probable que la volatilidad continúe permaneciendo, especialmente durante el primer trimestre de 2019.

En la siguiente imagen les mostraremos las noticias destacadas de esta semana:

Esta semana la atención se centrara en Estados Unidos y Europa

Los eventos más relevantes son:

MARTES:

Los mercados estarán cerrados.

VIERNES:

IPC español y alemán.

La importancia de los datos presentados esta semana es que presentan el crecimiento del mercado europeo e indicadores adelantados de lo que se puede esperar en el futuro en la economía.

A continuación se exponen las principales emisiones de esta semana.

Las principales emisiones de esta semana pertenecen a Italia.

Con respecto al pago de dividendos aparecen las siguientes compañías:

Para Estados Unidos destacan Altria con un rendimiento superior de 6%.

Mientras que en Europa destaca Bankinter.

 

Si desea obtener más información acerca de estas estrategias, consultar la plataforma con la que realizamos está operativa o asistir a las sesiones en vivo, solo tiene que enviarnos un mail a admin@enbolsa.net y estaremos encantados de poder ayudarle.

Advertencia legal:

Enbolsa.net o cualquier persona/empresa relacionada con este proyecto no aceptará ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño en el trading como resultado de la confianza en la información suministrada en nuestra web incluyendo nuestros webinarios, cotizaciones, gráficos, etc. La operativa en Fondos de inversión o ETF son formas de inversión con riesgo de pérdida de una parte del dinero de una cuenta y no son aptas para todos los inversores. La operativa en futuros, CFDs, opciones u otras formas de especulación apalancada son las formas de inversión con riesgo de pérdida de la totalidad del dinero de una cuenta e incluso más y no son aptas para todos los inversores. Por tanto, tanto en operativa a contado como en operativa apalancada declinamos toda responsabilidad de cualquier decisión de compra o de venta de títulos, valores y/o activos cotizados en los mercados, por influencia de dichas opiniones o replicando las posiciones publicadas en la web o seminarios.

La operativa en activos de los mercados financieros requiere conocimiento y amplia experiencia. Son productos complejos y en algunos casos apalancados cuyo uso puede dar lugar a pedidas severas en el capital, pudiendo superar las pérdidas el capital invertido, por tanto el inversor deberá comprobar que los activos en los que opera se adaptan a su perfil de inversión y asumir el riesgo de su propia operativa. Enbolsa.net no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de esta página web o de nuestros servicios. Los usuarios deben estar plenamente informados sobre los riesgos, gestión monetaria, apalancamiento y los gastos asociados con el trading en los mercados financieros.

El contenido de la página web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *