Figuras de continuación. El triángulo simétrico.

images

Estimados lectores de Enbolsa.net,

Una semana más publicamos nuestro artículo sobre figuras, tanto de continuación como de cambio de tendencia. Tenemos que tener en cuenta que es importante conocer estas figuras ya que se presentan a diario en nuestra operativa, y puede ser útil para tomar decisiones en función de la evolución del precio.

De entre todas las existentes, hay algunas que se presentan con mayor frecuencia y tienen mayor fiabilidad, por ejemplo, los dobles suelos o el HCH, y otras más raras y poco fiables.

Sea el caso que sea, el precio se mueve por muchos factores, entre ellos noticias, por lo que tenemos que tener bien fijado nuestro stop loss y la estrategia a seguir. Un ejemplo de ello es el famoso índice DAX, que en esta semana ha realizo profundas correcciones de más de 100 puntos. En este caso, debemos hacer nuestro análisis técnico, fijar el stop loss (no vale un stop psicológico) y marcar un nivel de objetivo. Si detectamos una figura podemos analizarla y operarla. Para ello es importante conocer en que consisten y cual puede ser su evolución.

Si desea consultar el artículo anterior sobre figuras puede hacerlo en el siguiente enlace:

Figura de vuelta: las cuñas

En esta ocasión vamos a analizar el Triángulo Simétrico,

Aparece en mercados alcistas y bajistas y no suele significar cambio de tendencia. Su fiabilidad es alta y podemos encontrarla con frecuencia.

Se compone de una fase de zigzag con máximos decrecientes y mínimos crecientes, pudiendo trazar 2 directrices uniendo los máximos y los mínimos, las cuales convergen en un punto. El triangulo simétrico perfecto sería aquel que se produce con 3 puntos por arriba y por debajo, siendo el último apoyo fallido. A partir de este último punto, se espera el inicio del impulso y la ruptura del triangulo, pudiéndonos encontrar un pull back en la directriz superior, para seguir con la tendencia previa.

El take profit que podríamos establecer como objetivo sería el resultado de proyectar la altura entre el primer máximo y la directriz inferior, sobre el punto donde el precio rompe el triangulo.

Es importante que la ruptura del precio se realice en favor de la tendencia principal. Solo debemos operar en favor de esta tendencia, es decir, si la tendencia es alcista, podríamos operar largos en los apoyos de las directriz inferior, cerrándolos al llegar a la directriz superior. Nunca operaríamos cortos en un activo en fase alcista en esta figura.

Si en la figura observamos que hay una ruptura en contra de la tendencia, es decir, el precio rompe el triangulo en sentido bajista, en un activo en fase alcista, o viceversa, debemos ignorar esta figura y no operarla.

Podemos acompañar esta operativa con volumen.

  • Al formarse el triangulo desciende
  • En la ruptura o perforación se produce un fuerte incremento.
  • A medida que el precio se va acercando al objetivo, el volumen aumenta de forma progresiva.

Espero que os haya gustado el artículo.

Hasta la semana que viene¡¡¡

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *