FORMACION | Guía de Trading para principiantes

TRADING

Buscar formación en Trading hoy en día no es nada difícil, pero puede llegar a ser costoso y no se sabe si la formación proporcionada será útil. Es por esta razón que desde EnBolsa queremos entregarte una Guía de Trading para principiantes. Donde encontrarás los conceptos básicos del Trading y el paso a paso para empezar a operar.

Muchas veces se quiere iniciar en el mundo de la bolsa, pero no se tiene ninguna base, por lo que se nos hace muy complejo empezar a operar o comunicarnos con el bróker. Con esta Guía tendrás toda la información necesaria para incursionar en el Trading.

Elegir la plataforma con la que se va a operar

Elegir la plataforma es una de las principales tareas que debemos realizar al empezar en el mundo del trading, ya que será la misma que te permita empezar con tus operaciones. ¿Pero, cómo la podemos elegir sin fallar?  Aquí te presentamos algunas consideraciones que deberás tomar en cuenta:

  • La plataforma tiene que ser fácil de usar, rápida y segura.
  • Que ofrezca multitud de brokers para así poder contar con la opción de elegir. 
  • Completa en funcionalidades, con la posibilidad de personalizarla a nuestro antojo.
  • Cuanto más fácil de entender sea la plataforma, mejor.
  • Revisa que la plataforma pueda instalarse en móviles o tablets para poder operar desde cualquier lugar.

Desde EnBolsa te sugerimos la MetaTrader 4, esta plataforma es la favorita de muchos traders y es ideal para empezar. Traders expertos suelen elegir ProRealTime.

MetaTrader 4 y ProRealTime

MetaTrader 4 (MT4)

MetaTreader 4 es una plataforma comercial para operar en Forex, aunque algunos brokers la han adaptado para poder operar en otros mercados. Su principal ventaja es que la podemos utilizar de forma gratuita. Esta plataforma profesional es de fácil uso por tanto los trader que estén en periodo de formación no les va a suponer mayor dificultad aprender a trabajar con este programa.

Una vez que abrimos la plataforma nos aparece una ventana con la curva del precio, este gráfico lo podemos personalizar con gráfico de velas japonesa, gráfico de línea, velas Heikin Ashi, etc.

Otra de las configuraciones que le podemos aplicar al gráfico del precio es modificar los colores, ya que los que vienen por defecto son poco visibles. Este gráfico con solo echar un vistazo tenemos que ver su situación sin que nos cueste el más mínimo trabajo.

En la parte superior tenemos varias pestañas por las que podemos navegar por todas las funciones que nos ofrece MT4. También dispone de varias herramientas para poder dibujar que nos serán muy útil a la hora de analizar los mercados. Dentro de esta barra encontramos el time-frame que es para cambiar la temporalidad de los gráficos.

En el lateral izquierdo encontramos el listado de indicadores que podremos incluir cualquier indicador en nuestra gráfica del precio. Para poder ver los distintos productos en los que operar es en observación del mercado y aparece un listado con los activos que aparecen por defecto, pudiéndose incluir más activos. Para terminar con la pantalla inicial en la parte de abajo tenemos las operaciones que abrimos, nuestro historial de cuenta en la que podremos ver el resultado de nuestras operaciones cerradas.

MT4 nos permite de forma sencilla programar sistemas de trading automáticos, para ello podemos importar datos históricos de los valores, optimizar los propios sistemas automáticos o incluso trabajar sin conexión.

ProRealTime (PRT)

ProRealTime es una plataforma que nos ofrece el precio al contado de índices, acciones, materias primas contratos de futuros, opciones sobre una gran variedad de activos financieros y numerosos mercados. Nos permite análisis técnico sofisticado, incluyendo la posibilidad de programar, probar y aplicar sistemas de trading automáticos. Esta plataforma es de pago si queremos ver el precio en directo, pero podemos aprender a utilizarla de forma gratuita con una cuenta demo.

Cuando abrimos la plataforma nos aparece una barra superior en la que nos aparece igual que en MT4 diferentes herramientas para el análisis técnico. Se pueden modificar las líneas de precio y los colores para ponerlos a nuestra elección. En el lateral izquierdo aparecen las listas de diferentes activos que dispone PRT. Para ayudarnos en nuestra operativa utilizamos los Screener y  motores de búsqueda que nos ayudarán a rastrear los mejores productos para operar. Cada usuario puede personalizar su espacio de trabajo.

Dentro de la gráfica del precio  en la parte superior encontramos para definir el time-frame y en el lado derecho un botón para añadir los indicadores. Estos se pueden programar y optimizarse. Se pueden utilizar sistemas de trading avanzados.

Analizar los gráficos

Una de las principales fuentes de análisis en Trading son los gráficos. Para entenderlos de mejor manera, son ciertas gráficas que permiten visualizar los diferentes movimientos en el mercado. Son muy útiles al momento de tomar una decisión, por lo que los debemos saber interpretar.

Entre las primeras cualidades que un trader debe adquirir está la de saber analizar los gráficos de trading. En primer lugar, podemos definir en que consiste la lectura de estos:

básicamente el trader trata de estudiar patrones en la formación del precio suponiendo que el futuro repetirá los patrones realizados en el pasado, de esta forma intentará predecir su movimiento en el presente con el único fin de obtener una rentabilidad.

Entre los análisis que puede emplear con los gráficos en el trading se encuentran el análisis técnico y el análisis chartista.

  • En el análisis técnico se emplean indicadores como el MACD, las medias móviles, el RSI, etc…
  • Mientras que el análisis chartista consiste en buscar figuras como doble techo o doble suelo, hombro-cabeza-hombro, etc…

El inversor deberá de seleccionar una de estas dos o emplear ambas conjuntamente.

La siguiente elección que debe realizar es definir con que tipo de gráfico trabajará para dibujar la cotización del precio.

Se pueden encontrar multitud de opciones como las range bare, range candle, kagi, gráficos de montaña, etc. siendo el más común el gráfico candlestick. Los ejes de los gráficos en el trading se encuentran formadas por un eje vertical el cual representa el precio del activo y un eje horizontal el cual hace referencia al tiempo.

Análisis técnico

El análisis técnico se basa de forma exclusiva en los gráficos de precios de un activo. Los factores externos y el valor intrínseco no se tienen en cuenta. En su lugar, se identifican patrones en gráficos para predecir movimientos futuros.

El análisis técnico se fundamenta con que los precios se mueven por tendencias y que la historia se repite, por tanto, si estudiamos el pasado podemos entender el futuro.

Las fuentes principales a las que recurre el análisis técnico se podrían considerar:

  • Precio o cotización: La variable más importante de la acción del mercado. Normalmente se representa a través de una gráfica de barras, en la parte superior de la gráfica.
  • Volumen: La cantidad de unidades o contratos operados durante un cierto periodo de tiempo. Se representa como una barra vertical bajo la gráfica de cotizaciones.
  • Interés abierto: Utilizado principalmente en futuros y opciones, representa el número de contratos que permanecen abiertos al cierre del periodo. Se representa como una línea continua por debajo de la acción del precio, pero por encima del volumen.

Ambos análisis tanto el técnico como el fundamental estudian predecir la dirección que el precio podría tener en el futuro. La diferencia que cada uno utiliza enfoques diferentes, los fundamentales estudian las causas del movimiento y los analistas técnicos estudian sus consecuencias.

Desde Enbolsa, recomendamos centrarse en el análisis técnico, consideramos que lo más importante es la curva del precio. Para un correcto estudio utilizamos indicadores tendenciales y osciladores los cuales nos facilitan información con la que llegaremos a la toma de decisión.

Análisis chartista

El Análisis gráfico o chartista, analiza exclusivamente la información revelada en los gráficos, sin la utilización de herramientas adicionales.

Análisis fundamental

El análisis fundamental lo podemos utilizar para acciones como para divisas. Para las acciones nos centramos en el estado y salud financiera de la empresa así como sus ventajas respecto a sus competidores en el mercado.

Elementos que influyen:

  • Análisis económico: toma los datos de ciclos económicos, previsión económica y análisis del entorno geopolítico.
  • Análisis del sector industrial.
  • Análisis de la compañía.

A la hora de analizar índices y divisas los dos últimos puntos no se aplican, solo en el caso que el país tenga un fuerte mercado industrial y tenga un alto porcentaje en el PIB analizaremos también estos dos puntos.

Las herramientas más habituales que se utilizan para el análisis son:

  • Los estados financieros periódicos.
  • Análisis de Ratios Financieros
  • Técnicas de valuación de activos o empresas.
  • Previsiones económicas: análisis del entorno.
  • Información económica en general.
  • Cualquier tipo de información adicional que afecte al valor de un título.

Cuando el precio de mercado es inferior al valor fundamental se dice que el activo está infravalorado y el precio de mercado debe subir en el proceso de ajuste del mercado. Por el contrario, cuándo el precio de mercado es superior al valor fundamental se dice que el activo está sobrevalorado y el precio de mercado debe bajar en el futuro para ajustarse a la realidad.

El Perfil del trader

El trading tiene la particularidad de ser flexible, y que,  como traders podemos elegir la forma en la que se quiera operar.

Clasificaremos los diferentes Traders según el time frame (espacio de tiempo), que le guste operar. Esto quiere decir, que los perfiles de traders varían según cuanto tiempo le gusta dejar las operaciones abiertas y en que productos les gusta operar.

Comenzamos con la clasificación según el Time-Frame:

El Time-Frame se refiere a la elección del marco temporal en el que más nos guste operar. Según esté la franja horaria que seleccionemos, el gráfico irá cambiando, estos marcos de tiempo pueden ser desde 1 minuto hasta 1 mes.

A continuación explicaremos las operaciones de acuerdo con su escala de tiempo:

Scalping

Es una operativa a muy corto plazo, donde se abren y cierran posiciones en pocos segundos e incluso minutos. Podemos optar a beneficios en periodos muy cortos de tiempo.

Trabajaremos con metodologías muy estrictas y rutinarias con altas probabilidades de acierto, buscando take profit pequeños en relación con su stop. Como la esperanza matemática de nuestra metodología es positiva, tenemos que realizar un gran número de operaciones para que cualquier desviación sea corregida en un muestreo amplio. El timing de referencia será el horario.  Se suelen operar activos como los Índices y las divisas.

Intradía

Las posiciones se abren y cierran en el mismo día. Cerrando las posiciones durante la noche evitamos que se formen los Gaps. Los time frame que utilizamos son de 5 minutos a 15 minutos. Los activos apropiados para este tipo de Traders son los Índices, divisas y algunas Materias Primas.

Swing

Es una operativa de medio plazo en las que mantendremos las operaciones abiertas entre 1 día y semanas. El time frame que operamos de 1 hora a 4 horas. Nuestro timing de referencia será el diario para intuir como se comportarán los mercados en el futuro próximo. Para este tipo de traders los activos recomendados se amplían pudiendo abarcar Divisas, Materias Primas, Equity e incluso índices.

Medio y Largo Plazo

Las operaciones permanecen abiertas en un marco de tiempo superior a una semana, pudiendo llegar a permanecer abiertas durante meses. Para los inversores de largo plazo los activos recomendados son especialmente las Acciones o invertir a través de fondos de inversión o ETF otros activos cotizados.

¿Cómo comenzar a operar?

Para empezar a operar en trading, es necesario tener en cuenta ciertos conceptos que se deben considerar y actividades que requieren ser realizadas. En este apartado daremos a conocer cada una de ellas.

Soportes y resistencias

Como primer paso hablaremos sobre  los soportes y las resistencias, estos conceptos se refieren a aquellos puntos que coinciden con los mínimos y los máximos de un activo concreto. A todo inversor le gustaría conocerlos para comprar y vender en esos puntos de inflexión y ganar dinero.

El nivel de soporte coincide con una zona donde la presión compradora supera a la vendedora, impidiendo que el precio siga bajando. Es una zona atractiva para abrir largos (así le llamamos cuando compramos) con el objetivo de esperar a que el precio suba, y obtener un beneficio.

Por otro lado, el nivel de resistencia coincide con aquella zona donde el volumen de vendedores superar al de compradores. En esta zona muchos vendedores abrirán cortos (operan a favor de una disminución del precio).

En ambas zonas, además de operar largos o cortos para aprovechar el posible rebote, muchos inversores se quedan observando si se superan estos niveles con fuerza, ya que podría significar la continuación de la tendencia. Existen dos tipo de tendencias que debemos tener en cuenta: la alcista y la bajista.

Tendencia bajista. El precio esta disminuyendo y se puede acercar a zona de Soporte

  • El precio puede rebotar y cambiar de tendencia.
  • También puede romper la zona de soporte a la baja. Tenemos que tener en cuenta el volumen con el que lo hace.

Tendencia alcista. El precio crece y se acerca a zona de Resistencia

  • El precio puede rebotar y cambiar de tendencia a bajista.
  • Puede romper al alza, vigilamos el volumen con el que lo hace.

¿Cómo debemos de dibujar las zonas de soporte y resistencia?

Es importante que aprendamos a identificar estas zonas ya que nos pueden ser de gran utilidad. Son zonas que se usan a diario en el trading.

El nivel de soporte está marcado por una zona que une los mínimos anteriores. La podemos encontrar en sentido horizontal y también con inclinación (imaginemos el caso de una tendencia alcista con mínimos crecientes).

En cuanto a las resistencias lo mismo, la podemos encontrar en sentido horizontal y en inclinación. Es la zona que une los máximos relevantes anteriores.

En cuanto a la tendencia, identificamos una tendencia alcista cuando los máximos y los mínimos son crecientes. Al llegar a una zona de resistencia, el precio ralentiza su subida, normalmente. Es aquí donde los compradores y vendedores despliegan su análisis y operan el mercado. Por un lado, habrá inversores que han comprado anteriormente  que venderán y otros que iniciaran cortos. También habrá inversores que observen el activo por si rompe la resistencia incorporarse al impulso alcista.

Las tendencias bajistas son aquellas que se componen de máximos y mínimos decrecientes. El precio se suele frenar en la zona de soporte relevante, tomando posiciones compradores y vendedores. Otros se mantendrán al margen observando la evolución del precio.

En la operativa, podemos considerar soportes y resistencias, además de las zonas de máximos y mínimos relevantes, las medias móviles de 150, 300, etc. Para aumentar nuestro análisis de estas zonas, podemos apoyarnos en indicadores como el RSI o el Pivot Point, que nos marcan las zonas de saturación tanto al alza como a la baja.

Tipos de ordenes

En primer lugar, una orden es una instrucción al mercado para abrir o cerrar una posición. Existen diferentes tipos de ordenes, en función de si desea lanzar una orden al mercado de manera inmediata o desea esperar a que el activo llegue a un determinado precio.

Orden a mercado. Se lanza la orden de compra o de venta al precio disponible en ese momento. Es idónea si queremos operar al precio al que se sitúa el activo. Tiene como inconveniente que no controlamos el precio exacto de la operación, de forma que si el activo se mueve rápidamente puede que no nos coja la orden al precio que teníamos pensado.

Orden limitada. Puedes fijar el precio al que se va a lanzar la orden de compra o de venta. De esta forma nos aseguramos el precio de la operación.

 Tiene como inconveniente que puede que el precio nunca toque el valor señalado y la operación no pueda ser completada. Como ventaja tiene la fecha máxima de lanzamiento, de forma que si no se ejecuta antes de llegar a esta fecha la operación expira. 

Una orden limitada de compra,  fija un precio máximo de compra, de forma que la orden se ejecutará a ese precio fijado o a uno inferior. Por otro lado, una orden limitada de venta, fija un precio mínimo de venta, y solo se ejecutará a ese precio o a un precio superior.

 Esto lo podemos ver en nuestra operativa, al señalar limitada de compra o de venta, ya que el sistema no nos permitirá fijar un precio de compra superior al precio del activo, ni fijar un precio de venta inferior.

 Orden stop. Es parecida a la orden limitada. En este caso también se fija el precio al que se pretende ejecutar la operación, el cual es distante al precio de cotización del activo. La diferencia con las ordenes limitadas es que, en la orden limitada, esperamos una evolución desfavorable del precio para ejecutar la orden y que se produzca un cambio de tendencia, mientras que en las ordenes stop esperamos una evolución favorable para realizar la operación, y que continúe dicha evolución en el mismo sentido. Pongamos un ejemplo: El DAX30 cotiza en 13.000 puntos. Esperamos una subida en el precio, es decir, somos alcistas. Podríamos realizar 3 tipos de operaciones hasta ahora:

  • Compra a mercado. Lanzaría la orden a precio actual del activo, en sentido alcista.
  • Compra limitada. Fijaría un precio inferior en el índice, a la espera de una evolución desfavorable para, posteriormente, coger el impulso alcista desde más abajo.
  • Stop de compra. Espero que el precio del activo suba hasta un determinado precio y lanzo una operación de compra, apostando por la continuación de la tendencia alcista.

Las ordenes stop se utilizan cuando se espera que el precio rompa algún soporte o resistencia, lo cual indicaría altas probabilidades de un impulso en el mismo sentido.

  • Stop de compra: precio de la orden por encima del precio actual del activo.
  • Stop de venta: precio de la orden por debajo del precio actual del activo.

 Orden Stop limit. Es la combinación de las dos anteriores, la orden limitada y la orden stop.

Primero se fija la orden stop, que marca el precio al que tiene que llegar el activo y, una vez alcanzado este precio, se lanza una orden limitada a X puntos del precio de la orden stop, que marcará la operación de compra o de venta que se realiza finalmente en el mercado, es decir, esta operación es idónea cuando esperamos que el precio llegue a una determinada zona para lanzar la operación al mercado. Para la activación de la orden limitada es necesario que el precio llegue a la zona fijada.

Take profit y stop loss

Cuando se opera en bolsa, existen otras acciones que también deben ser realizadas además de invertir y monitorear mercados. Estamos hablando de Take profit y Stop loss, que nos ayudarán a evitar las perdidas y a recoger nuestros beneficios.

¿Qué es el take profit?

Es una orden que mandamos al mercado para cerrar nuestra posición cuando el activo llega a un determinado precio. Este precio se asocia a nuestro objetivo, es decir,  a cuanto queremos ganar en la operación.

Como todo, esta acción tiene ventajas e inconvenientes:

El principal inconveniente es que al fijar un precio objetivo y dejar al sistema actuar por si solo, puede que el precio nunca toque dicho objetivo, que se de la vuelta justo antes de cerrar y acabemos perdiendo la operación.

Otra desventaja es que limitamos nuestros beneficios, puede que la operación se cierre y el activo siga caminando a favor sin que ello nos aporte ningún beneficio extra. No obstante, esto no nos tiene que quitar el sueño, cuando hacemos trading hablamos de probabilidades, se puede ganar como perder.

 Por ello, desde Enbolsa.net recomendamos lo siguiente:

  • Marcar un objetivo
  • Marcar un stop loss
  • Observamos la evolución del precio. Una vez camine favorablemente y se aleje del precio de entrada podemos hacer 2 cosas:
    • Subir el stop loss a precio de entrada, y así no perdemos nada. Los resultados pueden ser: gano o empato, pero no pierdo. Aguanto la operación hasta el objetivo marcado o hasta que salte el stop.
    • Subo el stop a precio de entrada, cierro la mitad de la operación y sigo con la otra mitad. De esta forma me aseguro parte de beneficio, limito mis perdidas a 0 y sigo con parte de la operación.

En cuanto a las ventajas de operar con Take Profit, una de ellas es que podemos hacer la operación y seguir haciendo otra cosa, no necesitamos estar delante del ordenador. Si el precio alcanza el objetivo, cierra la operación y listo. Muchas veces pasa que el precio toca nuestro objetivo instantáneamente, cierra la operación, y se da la vuelta, de forma que si ese cierre lo hubiésemos querido hacer manualmente no lo hubiéramos conseguido.

¿Qué es el Stop loss?

Es una orden de cierre para limitar pérdidas, se fija en el punto que representa la máxima pérdida que estamos dispuesto a soportar.

Al igual que en el caso del take profit, tiene ventajas e inconvenientes.

En cuanto a inconvenientes, la principal es el rechazo a su uso. ¿Cuantas veces nos ha pasado que el precio iba caminando a favor nuestra, se ha dado la vuelta, nos ha cogido el stop y ha rebotado hasta el “infinito” haciéndonos perder la operación? Muchas veces seguro.

El principal inconveniente es este, normalmente jugamos contra el Bróker, tenemos un método pero lo ponemos en duda. Dudamos si poner el stop porque sabemos que puede cerrarnos la operación y hacer la pérdida potencial en real.

La principal ventaja es que limitamos nuestras pérdidas. Esto es importante a la hora de hacer trading, ya que nuestra materia prima, lo que nos hace trabajar, es nuestro dinero, y sin el no podemos hacer nada.

Para una gestión correcta del stop y el take es importante conocer la fluctuación diaria del activo. No tiene sentido marcar un stop loss cortito cuando la fluctuación diaria del activo es muy superior y nos puede cerrar la operación rápidamente. Por ello, un factor importante relacionado con el stop es el activo sobre el cual vamos a operar.

Tipos de activos

Si eres un principiante en Trading es importante decidir con que activos vamos a operar, ya que no es lo mismo operar en forex que en índices. Tampoco es lo mismo operar con un apalancamiento 1:30 que 1:500. Estás técnicas las irás aprendiendo de a poco.

En cuanto a los activos, te presentamos la siguiente clasificación:

  • Forex. Es el mejor activo para iniciarte. Puedes aprovecharte del apalancamiento y entrar con lotes de 0,01 que te generarán beneficios o pérdidas de unos euros. Tienes infinidad de divisas y posibilidades. Al principio te puede dar la sensación de aburrimiento cuando apuestas ganar/perder unos euros, pero es un comienzo.
  • Índices. Te recomendamos operar indices si ya tienes experiencia previa en forex, si tu cuenta no es pequeña y quieres invertir en nuevos activos. Tienes que tener en cuenta que es importante no superar el 1% de riesgo por operación si queremos tener posibilidades de ser un trader rentable.
  • Acciones. También podrías operar acciones, al contado o como CFDs (Contratos por Diferencias).

Dependiendo de si usas un vehículo u otro necesitarás más capital o menos. Para crear una cartera de acciones al contado con diferentes activos necesitas una cuenta de unos 5.000€ o más. Para trabajar con CFDs necesitas menos. Otros. También puedes operar futuros, opciones, criptos, etc…

Recuerda que siempre, sea cual sea el capital con el que cuentes, no superar el 1% de riesgo. Y mucho más si eres un principiante en trading aún.

Control de riesgos

Operar el trading, al igual que la mayoría de los negocios tiene sus riesgos. Si te estás iniciando habrán varias veces que tus operaciones no sean lo que esperas. Es por eso que te mostraremos cómo controlar el riesgo.

Para comenzar, te recomendamos crear un excel para el control del riesgo, señalando las reglas fundamentales de la técnica e ir apuntando el resultado de las operaciones.

Los primeros parámetros que tenemos que señalar son:

  • Capital
  • Nivel de riesgo máximo a soportar en € y en % por operación.

A la hora de fijar el % de riesgo máximo tenemos que tener en cuenta que:

  • A menor riesgo, más operaciones perdedoras puedo soportar sin sufrir una gran pérdida y, por ende, más protegido estoy.
  • Hay activos que no voy a poder operar si mi riesgo en € es pequeño, ya que su oscilación diaria no me va a permitir trabajar con comodidad sin que salte el stop.

Un ejemplo:

Si mi cuenta es de 1.000€ y fijo un riesgo máximo del 2%, estaría arriesgando 20€ por operación. Esto me permite hacer 50 operación antes de perder la cuenta, imaginando que se pierden todas las operaciones de forma consecutiva.

Si ahora fijamos un riesgo del 1% para operaciones de intradia, para una cuenta de 1.000€, podremos hacer 100 operaciones. Si en cada operación arriesgo 10€ y persigo ganar 5€, y mi ratio de operaciones ganadoras es positivo, la cuenta irá creciendo si constantemente respeto estos limites y voy ganando más operaciones de las que pierdo.

Si a lo anterior le añado una gestión dinámica de la operativa, gestionando el stop en función del precio y cerrando la mitad de la operación en beneficio, el % de operaciones ganadoras aumenta, haciendo cada vez más difícil entrar en drawdown.

Nuestro objetivo tiene que ser “ser constantes”. No podemos perseguir hacernos ricos en una operación.

Posteriormente, tenemos que fijar lo siguiente:

  • Divisa que queremos operar
  • € por pip específicos de la divisa para 0,01
  • Lotage con el que quiero operar
  • € por pip para el lotage deseado

Aquí podemos encontrarnos el primer problema. En función del capital y el riesgo, podré operar con más o menos lotage.

Ahora tenemos que definir nuestra estrategia:

  • Objetivo en pip y en €
  • Stop loss en pip y en €

Nuestro excel podría aportarnos la siguiente información:

  • ¿Cuantos € arriesgo en una operación mínima en una determinada divisa?
  • ¿El lotage con el que quiero entrar se adapta a mi política de riesgo?

Es importante que tengamos a la mano esta información al momento de abrir cualquier operación, para asegurarnos de no correr grandes riesgos que significarían grandes pérdidas monetarias.

Operativa, márgenes y comisiones

Aparte de la regla del riesgo, ¿sabéis cuanto necesitáis para operar un determinado activo?

Cuando operamos acciones es sencillo, compramos a 4, vendemos a 5, lo multiplicamos por las acciones que hemos comprado y listo. De ahí sale la comisión, que seguramente sea un % y un valor fijo.

Pero cuando operamos CFDs es diferente. No necesitamos invertir un capital, que después rescatamos con un importe diferente en función de la evolución producida. En los CFDs, o contratos por diferencias, se fija un precio de compra o de venta, dependiendo de en que sentido entremos, y cuando cerramos (adoptando la posición contraria) se liquida por diferencia. Pongamos un ejemplo:

  • Ibex 35.
  • Precio de compra: 9691 puntos
  • Precio de venta: 9687 puntos

Si nuestra previsión es que el Ibex va a subir, compramos a 9691 y esperamos vender, por ejemplo, a 9750. Pero, ¿cuanto necesitamos para poder operarlo? aquí entra en juego el MARGEN.

El Margen es la cantidad que el broker te retiene mientras tienes activa la operación, es la garantía que depositas para poder operar ese activo. Esta cantidad, una vez cerrada la operación, es restituida en tu cuenta y puedes volver a usarla en otro activo. Ahora nos surge la siguiente duda, ¿cuanto necesitamos por operación? depende, como todo en esta vida. Depende de que activo quieras trabajar y del lotage que utilices.

Otro factor importante, es si la operación la abrimos y la cerramos hoy, o si dura varios días. Aquí entra en juego el SWAP. Esta variable es una comisión que el broker te cobra por cada día que mantienes abierta la operación. En el caso del Ibex 35, son 0,75€ por día. Por ello, si perseguimos un objetivo pequeño, no nos interesa dejar la operación varios días abierta.

A medida que empieces a realizar operaciones, estos conceptos te resultarán más familiares y podrás emplearlos de mejor manera.

10 errores comunes del trading

Para completar esta guía de trading para principiantes repasaremos algunos errores frecuentes en el trading. Esto te servirá para evitar caer en ellos.

1.Formación insuficiente. En cualquier trabajo se necesita de unos conocimientos previos que te ayuden a desarrollar las habilidades necesarias para desarrollar una metodología acorde a sus objetivos. En el trading encima se juega el dinero, peleando en un mercado muy competitivo y selectivo. Necesitará conocer las reglas del juego y adaptarlas a sus mejores habilidades. Lo complejo será llegar al equilibrio óptimo entre la formación teórica-práctica. 

Los errores más comunes desde el punto de vista de su sistema o técnica

2.La búsqueda del método perfecto o del santo grial. No existen fórmulas mágicas, nuestro trabajo requiere de esfuerzo y constancia. El método que mejor funciona es el que se adapta a nuestra forma de entender el mercado y con la que uno se sienta cómodo.

Debemos auto analizarnos, conocernos a nosotros mismos, y ser realistas con nuestras circunstancias, para orientarse en el camino correcto. La clave no está en el método sino en nosotros mismos.

3.Caer en la trampa del mercado. Ante una racha negativa, lo peor que podemos hacer es cambiar radicalmente la metodología que seguíamos. Paciencia y constancia siempre que el sistema haya funcionado en el pasado y esté gestionado correctamente, puede que solo te encuentres con una serie de operaciones negativas que tarde o temprano llegarán a su fin.

4.Entradas prematuras o tardías. Cuando entramos antes de tiempo en una operación estamos intentando coger una parte superior de una fuerte tendencias, tratamos de mantenernos un paso por delante de la misma y esto puede ser una experiencia dolorosamente cara. Es mucho más seguro mantenerse en sintonía con el mercado, en lugar de tratar de predecir el posible comportamiento.

5.No Definir nuestro “time frame” operativo de antemano para poder llevar a cabo una gestión monetaria acorde a ella. Es cuestión de números que en marcos temporales pequeños efectuemos más operaciones con esperanza de bajo beneficio, mientras que operando time frame mayores realizaremos menos operaciones pero con esperanza de mayor beneficio. Da igual centrarnos en un camino u en otro, pero lo realmente grave es comenzar en uno y pasarnos al otro.

6.Sobre-operar: A menudo sentimos que nos perderemos la operación ganadora si no la hacemos. El Trader principiante, siente la necesidad de tener una operación abierta y con frecuencia está saltando dentro y fuera del mercado de forma aleatoria. Sobre-operar no sólo matará su cuenta, sino también su modo de pensar

Desde el punto de vista psicológico

7.Controlar los aspectos psicológicos del trading, miedo, avaricia, ego…De nada vale que tengamos un buen sistema de trading y el mejor sistema de gestión monetaria si no controlamos nuestras emociones negativas, pueden echarlo todo a perder. De hecho la razón por la cual entre un 5% a un 10% de los operadores realmente ganan dinero en el mercado es que los demás no aplican control emocional, disciplina y planificación a sus operaciones en el mercado.

Desde el punto de vista de la gestión del capital

  1. Tomar beneficios antes de lo acordado. Cuando la posición va a favor la mayoría de nosotros nos ponemos nerviosos, estamos deseando salir no vaya que el mercado nos quite lo poco que nos ha dado. Hay que controlar esos momentos de inseguridad puesto que no ayudan a conseguir una rentable gestión del capital.
  2. No controlar el tamaño de las posiciones. Nace de una falta en la comprensión de los conceptos de apalancamiento, margen y no ejercer un control de riesgos y desarrollar un modelo de gestión de dinero adecuado. Los operadores generalmente están más centrados en la revalorización del capital que en la preservación del mismo. Pero si el segundo objetivo no se cumple, el primero es inalcanzable. El tamaño de sus posiciones, influye directamente en su objetividad, y la mayoría de las personas reaccionan de manera diferente cuando operan bajo la presión de estar excesivamente apalancadas. En estos casos se suelen dejar llevar más fácilmente por sus emociones.

10. No proteger las operaciones, no limitar las pérdidas. Cuando un trader observa que una operación llega a su nivel de stop y no lo ejecuta es que quiere negar la evidencia y se obceca en que aunque la posición vaya a la contra al final ira a nuestro favor. La penalización de este error suele ser bastante dramática puesto que la operación saldrá más costosa que lo que deberías haber arriesgado.

 

Advertencia legal:

Enbolsa.net o cualquier persona/empresa relacionada con este proyecto no aceptará ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño en el trading como resultado de la confianza en la información suministrada en nuestra web incluyendo nuestros webinarios, cotizaciones, gráficos, etc. La operativa en Fondos de inversión o ETF son formas de inversión con riesgo de pérdida de una parte del dinero de una cuenta y no son aptas para todos los inversores. La operativa en futuros, CFDs, opciones u otras formas de especulación apalancada son las formas de inversión con riesgo de pérdida de la totalidad del dinero de una cuenta e incluso más y no son aptas para todos los inversores. Por tanto, tanto en operativa a contado como en operativa apalancada declinamos toda responsabilidad de cualquier decisión de compra o de venta de títulos, valores y/o activos cotizados en los mercados, por influencia de dichas opiniones o replicando las posiciones publicadas en la web o seminarios.

La operativa en activos de los mercados financieros requiere conocimiento y amplia experiencia. Son productos complejos y en algunos casos apalancados cuyo uso puede dar lugar a pedidas severas en el capital, pudiendo superar las pérdidas el capital invertido, por tanto el inversor deberá comprobar que los activos en los que opera se adaptan a su perfil de inversión y asumir el riesgo de su propia operativa. Enbolsa.net no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de esta página web o de nuestros servicios. Los usuarios deben estar plenamente informados sobre los riesgos, gestión monetaria, apalancamiento y los gastos asociados con el trading en los mercados financieros.

El contenido de la página web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *