“Tonto el último: Identificando burbujas financieras”

En una economía de libre mercado, aceptar que se producirán burbujas es algo inevitable. Pero estar alerta y no convertirnos en participes involuntarios de ellas es algo que podemos aprender simplemente identificando una serie de pasos. A continuación os mostramos un resumen de los aspectos más importantes de nuestro estudio.

Hay muchas maneras de llamar a una burbuja de precios “burbuja financiera”, “burbuja especulativa”, pero solo una definición coincidente: “drásticos aumentos del precio de los activos (conocido como la fase de propagación), seguidos de profundas y rápidas caídas”.

Una burbuja surge cuando el precio excede el valor fundamental del activo. Esto ocurre porque los inversores mantienen el activo pensando que venderán a un precio superior. Seguramente echando la vista atrás nos acordemos perfectamente de las dos últimas burbujas sufridas en nuestra economía. Los daños provocados por la explosión dependen del sector económico al que implican y del alcance de la participación, es decir, si esa participación es generalizada o localizada. Por ejemplo, el estallido de la burbuja de 1980 en Japón llevó a un período prolongado de estancamiento de la economía japonesa. Pero, los daños causados por la explosión de la burbuja no se extendieron a otros países. Por otro lado, el estallido de la burbuja inmobiliaria de Estados Unidos desencadenó una destrucción de la riqueza a nivel mundial en 2008, porque la mayoría de los bancos e instituciones financieras en los EE.UU. y Europa habían colaborado y respaldado los activos tóxicos de las hipotecas subprime.

 

Una de las historias que mas me sorprendieron leyendo a cerca de este fenómeno, fue la burbuja de los tulipanes holandeses, debido a la desconexión total entre el valor fundamental de un tulipán y el precio que llego a tocar. Hay registros asombrosos de ventas de lujosas mansiones a cambio de un solo bulbo, o flores vendidas a cambio del salario de quince años de un artesano bien pagado.

 

En 1623 un bulbo de tulipán llego a valer 1.000 florines cuando una persona normal en Holanda tenía un salario medio anual de 150 florines. Pero es que en 1635 se llegaron a vender 40 bulbos por 100.000 florines, unos 2.500 florines por bulbo de tulipán. El record del que tenemos constancia fue 6.000 florines por un solo bulbo en Haarlen.

Los colores vivos de los tulipanes y los siete años que tardan en crecer los llevó ser el bien más preciado de la época. Era tal la fiebre de los tulipanes que las especies que salían nuevas, se bautizaban con nombres de personajes ilustres y honoríficos.

Tal fue la fiebre, que se creó un mercado de futuros, a partir de bulbos aún no recolectados. Ese fenómeno fue conocido como windhandel, “negocio de aire”, y se popularizó sobre todo en las tabernas de las pequeñas ciudades, porque era un negocio prohibido.

El 5 de Febrero de 1637, se puso a la venta un lote de 99 tulipanes de gran rareza y se vendió por 90.000 florines: fue la última gran venta de tulipanes. Al día siguiente se puso a la venta otro lote de tulipanes y  no hubo comprador. Entonces la burbuja estalló. “Todo el mundo vendía y nadie quería comprar” la economía de Holanda quebró.
Es tan importante identificar burbujas que hay muchísimos estudios acerca de ello, pero pocos de ellos, diría que ninguno, pueden adelantar con seguridad el que frente a nosotros se esté desarrollando una burbuja. Sin embargo, la Teoría de la inestabilidad financiera de Minsky explica en cinco sencillos pasos como podemos identificarla.

burbujas financieras

 

1. Desplazamiento: Es el fenómeno que se produce cuando los inversores se enamoran de un nuevo paradigma, bajo unas condiciones económicas favorables que hacen que las rentas de estos puedan destinarse fácilmente hacia este nuevo paradigma.
2. Boom o desarrollo: Los precios suben lentamente al principio, después de un desplazamiento, pero luego cobran impulso a medida que más y más participantes entran en el mercado, preparando el escenario para la fase de auge. Durante esta fase, el activo en cuestión atrae a una amplia cobertura mediática. El miedo de quedar excluidos de lo que podría ser una oportunidad única en-la-vida estimula más la especulación. La bolsa se “pone de moda”. Este fenómeno hace que los agentes deseen adquirir rápidamente la acción o el activo bursátil, generando OVERTRADING, así como una alta especulación, las cuales hacen evidente el desarrollo de una burbuja racional o especulativa, que cada vez se hace más grande.

3. Euforia: Durante esta fase, la precaución es lanzada al viento, ya que los precios de los activos se disparan. La teoría del “más tonto” juega en todas partes.
Las valoraciones alcanzan niveles extremos durante esta fase.
Durante esta fase, se promocionan nuevas medidas de valoración y métricas para justificar el incesante aumento de los precios de los activos.

4. toma de beneficios: Por este tiempo, el dinero inteligente-hacer caso a las señales de advertencia, generalmente vendiendo posiciones y tomando ganancias. Empiezan a percibir que es un activo costoso. En este momento, se genera una nueva fase para los inversores donde buscan otras alternativas de inversión. Los compradores empiezan a escasear, con lo cual posteriormente, el crecimiento del precio es cada vez menor, lo que abre paso al proceso de VACILACIÓN. Bajo éste proceso, se empieza a dar señales sobre posibles correcciones fuertes. De tal manera que comienzan a extenderse en el mercado nuevos rumores o perspectivas de posibles descensos en el precio.

5. Pánico: En la etapa de pánico, los precios de activos se hunden y descienden tan rápidamente que  no hay forma de salir ante el pánico que desencadenan sus caídas. Los inversores y especuladores, ante las llamadas de margen y los valores de sus explotaciones se hunden, ahora quieren liquidar a cualquier precio. Como la oferta sobrepasa la demanda, los precios de los activos se deslizan de forma pronunciada. Haber salido antes de que llegue esta fase es crucial para nuestras carteras y olvidarnos de este activo en varios años es crucial para no caer en la tentación de pensar que ahora es una ganga y que dado los precios que estuvo lo estamos comprando barato. Espero que no caigáis en esta trampa!

El tiempo exacto en que una burbuja se desarrolle y llegue a su colapso, es muy difícil de  predecir y extremadamente peligroso si estas dentro de ella, puesto que como decía Keynes “los mercados pueden permanecer irracional más tiempo del que tu puedes permanecer solvente”.

Espero que estas líneas queden en nuestra memoria y nos ayuden a identificar la próxima burbuja antes de que nos arrastre a una posible ruina financiera.

Advertencia legal:

Enbolsa.net o cualquier persona/empresa relacionada con este proyecto no aceptará ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño en el trading como resultado de la confianza en la información suministrada en nuestra web incluyendo nuestros webinarios, cotizaciones, gráficos, etc. La operativa en Fondos de inversión o ETF son formas de inversión con riesgo de pérdida de una parte del dinero de una cuenta y no son aptas para todos los inversores. La operativa en futuros, CFDs, opciones u otras formas de especulación apalancada son las formas de inversión con riesgo de pérdida de la totalidad del dinero de una cuenta e incluso más y no son aptas para todos los inversores. Por tanto, tanto en operativa a contado como en operativa apalancada declinamos toda responsabilidad de cualquier decisión de compra o de venta de títulos, valores y/o activos cotizados en los mercados, por influencia de dichas opiniones o replicando las posiciones publicadas en la web o seminarios.

La operativa en activos de los mercados financieros requiere conocimiento y amplia experiencia. Son productos complejos y en algunos casos apalancados cuyo uso puede dar lugar a pedidas severas en el capital, pudiendo superar las pérdidas el capital invertido, por tanto el inversor deberá comprobar que los activos en los que opera se adaptan a su perfil de inversión y asumir el riesgo de su propia operativa. Enbolsa.net no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de esta página web o de nuestros servicios. Los usuarios deben estar plenamente informados sobre los riesgos, gestión monetaria, apalancamiento y los gastos asociados con el trading en los mercados financieros.

El contenido de la página web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *