Análisis Fundamental

¿Qué es el análisis fundamental?

El análisis fundamental es un tipo de análisis financiero que permite calcular el valor real de las acciones de una empresa y establecer predicciones sobre su evolución en el futuro. Fue introducido por Benjamin Graham (conocido como The Dean of Wall Street) y David Dood en 1934.

Su principal objetivo es determinar el “valor intrínseco”, esto es, el precio objetivo de las acciones, considerando todos los datos que afectan a la compañía. Por ello, el factor clave de este tipo de análisis es la calidad de la información en la que está basado.

Esta herramienta permite estimar el valor teórico de las acciones a partir de un análisis del entorno y de la situación de la empresa, y realizar una previsión para futuro. Hay que tener en cuenta no sólo la información económica sino todos aquellos factores que puedan afectar a la empresa. Para los inversores fundamentalistas el calendario económico es un elemento indispensable para tomar decisiones sobre sus operaciones financieras.

A la hora de invertir en bolsa conocer el valor real de una empresa es muy importante ya que, normalmente, existen discrepancias entre el precio real de las acciones y su precio de cotización en el mercado de valores. Si la cotización de la acción es menor que su valor intrínseco entonces la empresa está infravalorada, teniendo en cuenta un margen de seguridad, sería el momento de comprar acciones de la empresa, si, por el contrario, el precio de cotización es superior al valor intrínseco, sería el momento de venderlas.

TIPOS DE DATOS PARA EL ANALISIS FUNDAMENTAL

Datos Microeconómicos

Son los datos referidos a la empresa en concreto, entre estos datos podemos encontrar el PER, CashFlow, EBITDA, Dividendos, Valor contable, …

En definitiva, son los datos que afectan de manera directa e individualmente a la empresa que estamos estudiando.

Datos Macroeconómicos

Son los datos referidos a la situación económica global, como por ejemplo la Tasa de Desempleo, Permisos de contrucción, PIB, Ventas Minoristas,…

Evidentemente son los datos que afectan a la situación económica-financiera de manera global.

APRENDER MAS SOBRE EL ANALISIS FUNDAMENTAL

Métodos de análisis fundamental: Bottom-up y Top-down

Como se ha explicado con anterioridad, la información en la que está basado el análisis es un factor muy importante. Las variables micro y macroeconómicas que afectan a la vida de una empresa son múltiples por ejemplo, se tienen en cuenta los estados financieros, sin embargo, las variables macro son más objetivas y medibles que las variables micro, mucho más abstractas y cualitativas.

Entre las variables micro que se suelen tener en cuenta a la hora de realizar el análisis fundamental se destacan: la gestión del equipo directivo, la eficiencia y la competitividad empresarial o la cuota de mercado.

Por otro lado, entre las variables macro se destacan: el crecimiento económico, la inflación, el tipo de interés y el consumo entre otras.

Centrándose en la metodología, existen dos categorías de análisis distintas: top down y bottom up.

La metodología top-down: parte de las características generales de la economía y avanza hacia lo particular, la salud comercial y financiera de la empresa. (Generalà particular).

Sin embargo, la técnica bottom up: primero analiza las características específicas de la empresa hasta llegar a un contexto económico más general. (Particularàgeneral).

¿Cuales son los mejores ratios microeconómicos para el análisis fundamental?

Los ratios son una buena forma de determinar el valor intrínseco de las acciones, a continuación se explican algunos de los más comunes.

PER

El PER (Ratio Precio Beneficio o en inglés price-to-earnings ratio) indica cuántas veces el precio de una acción contiene el beneficio (o flujo de caja) anual correspondiente a esa misma acción. Gracias a este ratio podemos comprobar si el precio una acción está por encima o por debajo de su valor intrínseco.

El PER puede ser calculado en base a los beneficios por acción o al cash-flow.

PER= P/BPA
El beneficio por acción (BPA) indica el beneficio en euros que ha dado cada una de las acciones ese año, se calcula dividiendo el beneficio neto de la empresa entre el número de acciones.

Por lo tanto, cuanto mayor sea el beneficio por acción menor será el PER, es decir que será mucho más atractivo invertir. Un PER de 4 indica que en 4 años se recuperará la inversión, por lo tanto, cuando más bajo sea mejor.

Sin embargo, este ratio está sujeto a matizaciones, es necesario realizar comparaciones, principalmente entre empresas del mismo sector para tener una visión más real, además hay que tener en cuenta el histórico del PER de la empresa. Otro aspecto importante a considerar es que el factor tiempo en los beneficios, la desviación entre los resultados previstos y los realmente conseguidos producen ajustes en el PER.

Precio/Valor contable

El ratio Precio Valor Contable (PVC) también conocido como “precio valor en libros” mide la relación entre el precio de cotización de las acciones con el valor de sus fondos propios (no tiene en cuenta el concepto de rentabilidad).

Existen dos formas de calcular el PVC

  • PVC= Precio por Acción / Fondos propios por acción
  • PVC= Capitalización Bursátil / Fondos propios

Si este ratio es menor que la unidad el precio de cotización de las acciones de una empresa es menor que su valor intrínseco, por lo que sería aconsejable comprar.

Es decir, que al contrario que PER este indicador cuanto más bajo sea mejor para el inversor.

El PVC sirve principalmente para comparar empresas industriales, de alimentación y metalmecánica. A pesar de su utilidad, no es conveniente usarlo en empresas de servicios no financieros.

Cuenta de resultados y EBITDA

La cuenta de resultados de una empresa también conocida como cuenta de pérdidas o ganancias es el documento que informa sobre la situación financiera de la empresa, es decir, si se encuentra en situación de beneficios o de pérdidas y sobre las causas del resultado.

Para su cálculo se separan los diferentes ingresos y gastos y se pueden diferenciar dos partes:

    • Resultado de Explotación: Surge como consecuencia de las actividades productivas de la empresa. Se calcula mediante la diferencia entre los ingresos por ventas (netas de devoluciones y descuentos) y los gastos de explotación, normalmente divididos entre coste de ventas y resto de gastos de explotación.
    • Resultado Financiero: Se obtiene calculando la diferencia entre los ingresos y los gastos financieros.
      Dentro de la cuenta de resultados encontramos el EBITDA, que es el beneficio de una empresa antes de los intereses impuestos, depreciación y apreciación.

Nos ayuda a tener una visión de cómo va el negocio en ese año eliminando el sesgo de la estructura financiera, del entorno fiscal y de las amortizaciones. Por esto resulta útil para comparar lo que hacen distintas empresas o sectores en el ámbito operativo.
En resumen, el EBITDA nos dice: Hasta aquí el proyecto es rentable y dependerá de su gestión que sea viable o no.

El principal problema de este ratio es que no tiene en cuenta la deuda financiera (la suma de la deuda bancaria y de las emisiones de títulos, a largo y corto plazo, de una empresa, es la principal medida de apalancamiento empresarial) o si tiene un beneficio alto debido a resultados mejores de lo habitual.

Multiplicador de cash flow

El multiplicador de cash flow mide los recursos generados por una compañía, no incluye ni las amortizaciones ni las provisiones porque, a pesar de ser pérdidas, no generan salida de dinero.

Su cálculo se realizar de la siguiente manera:

Cotización de la acción / Cash flow por acción
Es similar al PER, cuanto más bajo sea más barata será la acción. Por lo tanto, si el valor es bajo las acciones están baratas en relación con los flujos de caja que genera la empresa así que será un buen momento para comprar.

Rentabilidad por dividendo

Este ratio también es conocido como dividend-yield y es la rentabilidad directa de la inversión en un año. En otras palabras, es el porcentaje del precio que la compañía paga en dividendos.

La rentabilidad por dividendo se calcula:

Rentabilidad por dividendo = Dividendo por acción / Precio por acción.
Cuanto mayor sea el ratio mayor será la rentabilidad y por lo tanto, más atractivo para el inversor.

El principal problema que tiene la rentabilidad por dividendo es que es un ratio estático puesto que no valora la capacidad de crecimiento del dividendo.

Ventajas y desventajas del análisis fundamental

El análisis fundamental tiene ventajas e inconvenientes en la toma de decisiones de inversión.

Entre las principales ventajas de esta herramienta se destacan:

      • Ayuda a los inversores a recopilar la información adecuada en su proceso de toma de decisiones.
      • No tiene un margen alto de sesgo personal puesto que se centra en datos financieros.
      • Como su objetivo es el valor intrínseco, esto permite tener una visión más a largo plazo.
      • Busca obtener ganancias gracias a las correcciones del mercado.

Sin embargo, cuenta con una serie de problemas:

      • No considera el valor temporal del dinero, puesto que se centra en buscar beneficios medios, esto tiene como consecuencia que los cash flows más lejos en el tiempo están sobrevalorados.
      • Analiza los beneficios contables y esto tiene como problema que el mismo efectivo puede ser considerado como gasto o como inversión de capital.
      • La rentabilidad buscada no es una decisión objetiva por esta razón se pueden rechazar buenos proyectos.

Análisis fundamental frente a análisis técnico o chartista

El análisis fundamental no es la única técnica empleada para determinar el precio real de las acciones de una empresa.La mayoría de expertos en la materia coinciden en que ambas herramientas de análisis son complementarias así que lo más conveniente sería comparar los dos resultados para establecer una previsión mucho más fundamentada.

Algunas de las diferencias que se pueden encontrar entre estos análisis son.

Análisis Fundamental:

  • Aporta una visión global.
  • Analiza todo tipo de información.
  • Es un filtro para fijar sectores y mercados en los que invertir.
  • En qué empresa invertir.
  • Medio-largo plazo.
  • Permite determinar la reacción del mercado en función de los datos analizados.

Análisis Técnico y/o Chartista

  • Identificar tendencias y operar en base a ellas.
  • Se centra en el Price-action.
  • Determina plazos de inversión.
  • Cuándo invertir.
  • Corto plazo.
  • Establece señales de entrada/salida, puntos protectores (Stop-Loss) y puntos de toma de beneficios

¿Cómo hacer un análisis fundamental? Ejemplos  y últimos analisis realizados

El análisis fundamental es uno de los análisis bursátiles más empleados en la actualidad para el trading en bolsa.

Para ejemplificar este análisis, normalmente se emplean empresas que pertenecen al Ibex 35 como Santander o Telefónica.

A continuación, veremos los últimos análisis funametales realizados: