Opciones financieras

¿Qué son las opciones financieras?

Una opción financiera es un instrumento derivado que conlleva un contrato entre dos partes en el que una de ellas tiene el derecho (pero no la obligación) a comprar o vender un activo financiero a un precio determinado en una fecha futura. Dicho activo puede ser una acción, un índice, una divisa, etc…

La principal diferencia con los futuros financieros es la opcionalidad, es decir, un contrato de futuros supone que, llegada la fecha de vencimiento, ambas partes tienen la obligación de realizar la transacción económica acordada. Mientras que las opciones aportan flexibilidad para el comprador, que puede ejercer o no su derecho.

Dependiendo de la acción que se quiera realizar con las opciones, estos instrumentos financieros se pueden clasificar entre opciones call y put.

Si la decisión sobre la que se sustenta la opción es la de comprar estamos hablando de una opción de compra o call. Si por el contrario la decisión es vender nos referimos a una opción de venta o put. En ambos casos, la cantidad a desembolsar en el momento inicial es el precio (denominado prima) que se paga por esa mayor flexibilidad.

Terminología básica

Subyacente: activo sobre el que se sustenta la opción, el ibex35, Santander, el dax, etc.

Precio strike: precio pactado previamente sobre el que se ejecutaría la operación futura. Nos sirve de referencia para marcar el beneficio/pérdida.

Prima: importe que el comprador paga al vendedor por adquirir el derecho. Es un coste, no es una garantía que después nos devuelvan. La PRIMA es una variable fundamental tanto para vendedores como para compradores por ello se ha decidido desarrollar en este artículo.

El valor de una opción financiera depende de determinados parámetros como son el precio del subyacente, el precio de ejercicio, el tiempo al vencimiento, la volatilidad, los tipos de interés y los dividendos. Como cualquier otro activo financiero, la cotización de las opciones fluctúa conforme varíen los parámetros anteriores.

¿Para qué sirve una opción financiera?

La ganancia del vendedor es el valor de la prima que obtiene a la hora de realizar la transacción. En el momento en el que el comprador no ejerce su derecho a ejecutar la opción, el importe total de la prima pasará al beneficio del vendedor.

En referencia al comprador, la ganancia depende de si se trata de una opción call o una opción put. Una opción call, cuanto más al alza se encuentre el mercado el día de su vencimiento, mayor beneficio. En caso de que, en la fecha de vencimiento, el precio de mercado sea inferior al nivel de ejecución, el tenedor obtendrá una pérdida por el valor total de la prima.

Por otro lado, la opción put, cuanto más a la baja esté el mercado el día de su vencimiento, mayor beneficio para el tenedor de la opción. Sin embargo, si la fecha de ajuste, el precio de mercado está por encima del precio de ejecución, el tenedor obtendrá una pérdida por el valor total de la prima.

Existe la opción de generar ganancias a partir de las previsiones de las tendencias futuras del mercado.

Tipos de Opciones Financieras

Las opciones financieras se pueden clasificar según su modo de ejecución y según el derecho de compra o venta.

Dependiendo de su modo de ejecución se distinguen:

  • Opciones Plain Vanilla (Vanilla options): que cotizan en los mercados organizados pueden ser según el tipo de vencimiento EUROPEAS y AMERICANAS.
    • Opciones Americanas: pueden ejercerse en cualquier momento desde la compra de la Opción hasta la fecha de Vto. (vencimiento).
    • Opciones Europeas: Sólo pueden ejercerse en la fecha de Vto. (vencimiento)
  • Opciones exóticas (Exotic options): existen multitud de Opciones no estándar o “exóticas” que NO cotizan en mercados organizados, cotizan en mercados OTC (Over the Counter). Estas opciones son más difíciles de valorar, existen multitud de opciones exóticas entre las que destacan.
    • Opciones Bermudas: Su nombre se debe a que están entre una opción europea y una americana. Estas opciones sólo pueden ser ejercidas de forma anticipada en determinadas fechas durante la vida de la opción.
    • Opciones Asiáticas: Son opciones en las que el precio de ejercicio (strike) o de liquidación se determina como la media de las cotizaciones durante un periodo de tiempo determinado. La liquidación final se calcula como la diferencia entre el strikey la media de la evolución del subyacente. Suele ser más barata que las opciones europeas tradicionales, puesto que la media del activo subyacente es menos volátil.
    • Opciones Lookback: dan la posibilidad de adquirir o vender el activo subyacente al mejor precio que haya cotizado durante el periodo de vida de la opción, esto hace que el poseedor de la opción se beneficie de cotizaciones pasadas si le son más favorables y por ello son más caras que las estándar.

Por otro lado, existen 2 tipos de opciones según el derecho a comprar o vender:

Tipos de OpcionesOpción de venta

Dentro de las opciones de venta (call) están las acciones short call y short put:

Opciones Call (short call)

Venta de call (short call): El inversor apuesta por un descenso del precio o por su lateralidad, asumiendo la obligación ante el comprador de responderle si el activo sube.

Opciones Put (short put)

Venta de put (short put): el inversor apuesta por un aumento del precio o por su lateralidad, obligándose a comprar a un determinado precio a cambio del cobro de la prima.

Opciones de compra

En las opciones de compra se distinguen las acciones long call y las acciones long cut.

Opciones Call (long call)

Compra de call (long call): el inversor apuesta por un aumento del precio y se protege fijando hoy el precio futuro de compra. Todo lo que suba a partir del precio de referencia es beneficio (al que le descontaremos la prima), mientras que todo lo que baje no nos afecta, estamos protegidos por la prima que es nuestro único coste.

Opciones Put (long put)

Compra de put (long put): el inversor apuesta por un descenso del precio, comprando el derecho a vender el subyacente en un momento futuro determinado o durante el mismo, a un precio pactado. Sucede igual que con la compra de una call, todo lo que baje por debajo de nuestro precio de referencia es beneficio, estando protegido ante subidas.

Costes de la operación

El único coste que tiene que financiar el comprador es el precio de la propia opción, que viene determinado por la prima. Por otro lado, el vendedor no soporta ningún coste directo de la operación, aunque en la fecha de vencimiento de la opción, puede verse en la obligación de pagar la diferencia entre el precio de ejercicio de la opción y el precio de mercado del activo subyacente.

El valor de la prima se determina a partir de los siguientes factores:

  • La relación entre el precio spot del subyacente y el precio de ejecución.
  • La volatilidad del mercado: si se espera un incremento en la volatilidad futura se dará un mayor valor de la opción.
  • Los tipos de interés o de otros costes de financiación del activo subyacente.
  • El tiempo que transcurre entre la fecha de vencimiento de la opción: cuanto más largo el plazo de vencimiento, más cara la opción.
  • El valor de la prima de la opción call, se determinará teniendo en cuenta que el incremento del precio spot con relación al precio de ejercicio llevará asociado un incremento del precio de la opción.
  • Para la opción put, la bajada del precio spot con relación al precio de ejercicio llevará asociado un incremento del precio de la opción.

Estos aspectos se van a desarrollar con más profundidad en el siguiente artículo.

Ejemplo de opción financiera

Pongamos 2 ejemplos sencillos:

Ejemplo 1. Cobertura.

Antonio tiene una cartera diversificada en acciones del Ibex 35 y está preocupado de que un evento político que se va a desarrollar el mes siguiente le haga perder el beneficio que tiene acumulado.

Antonio acude a su asesor financiero para protegerse de una posible pérdida en su inversión. Su asesor financiero le aconseja que invierta en opciones comprando put, de forma que si la bolsa cae esté protegido y si el precio sube obtenga beneficios en su cartera. Con ello elimina el riesgo de un descenso del valor de su cartera a cambio del pago de la prima.

Ejemplo 2. Especulación.

Pedro ha analizado técnicamente la empresa española Santander y prevé un aumento del precio por encima de un determinado valor o, en su caso, una tendencia lateral. Acude a su asesor financiero y este le aconseja que invierta en opciones vendiendo put me a mes, ingresando la prima todos los meses.