En tu operativa: Miedo VS Avaricia

El principal problema de los inversores -e incluso su mayor enemigo- suele ser él mismo. Benjamín Ghahan

El trader consistente que todos ansiamos se consigue únicamente cuando aprendemos a operar de acuerdo con nuestra personalidad, carácter y creencias individuales. La obtención de este profundo autoconocimiento se convierte en el verdadero tesoro de tu vida profesional.

Hay muchas maneras de descubrir qué tipo de trader eres, pero en este artículo, únicamente nos centraremos en descubrir si la codicia o el miedo predomina en tu operativa.

El miedo y la codicia influyen en cada parte de nuestras vidas, pero son particularmente evidentes cuando operamos en los mercados financieros. No creería a nadie que me dijera que operando en el mercado nunca las experimento. Se dice que el trading profesional consiste en apartar las emociones y hacer un trabajo robótico y aburrido, pero, la experiencia como operadores y entrenadores de trader nos dice que la realidad disipa mucho de esta idea. Somos seres humanos, una bolsa constante de emociones y es aceptándolo y gestionándolo a nuestro favor, como podemos sacar ventaja.

A lo largo de su vida, tanto personal como profesional tendrá rachas donde favorecerá una emoción frente a la otra, unas veces será más propenso al miedo y otras a la euforia, pero en su operativa diaria experimentará ambas emociones incluso en el mismo día. Así que echemos un vistazo muy breve a las características tipos de trader:

Los trader que están más centrados en la codicia necesitan acción. Aman el proceso de comprar y vender. Entran en las operaciones sin pestañear si creen que pueden obtener una ganancia rápida. Suelen operar cualquier activo (índices, divisas, materias primas…) en búsqueda de rentabilidades. No suelen tratar al mercado con el respeto que merece. ¡Suelen ser casi adictos al intradía y creen que usar un alto apalancamiento es algo bueno! Están predispuestos a exagerar y apalancar demasiado sus cuentas.

Entran sin pestañear al mercado, pero, sin embargo, son menos propensos a abandonar la operación rápidamente, incluso aunque su sistema les diga que salga, ya que quieren quedarse con el máximo recorrido de ganancias.

Los trader más expuestos al ​​miedo ocupan el extremo opuesto. Pueden tardar una eternidad para realizar una operación y, con frecuencia, necesitan que se alineen todos sus indicadores y premisas para tomar la posición al mercado. Suelen perder muchas oportunidades porque están esperando la configuración perfecta. Les cuesta la entrada y cuando lo hacen suelen entrar con poco o ningún apalancamiento. Suelen gestionar bien su cuenta son demasiados conservadores.

Mientras que un trader donde predomina la avaricia, entra rápido y sale lento, un trader donde predomina el miedo entra lentamente y sale rápido, ante el primer signo de una posible pérdida o victoria, no se siente cómodo estando dentro. Como positivo es que sus pérdidas son pequeñas… pero lo negativo es que también acortan sus ganancias.

Recuerde que hay una buena probabilidad de que el 90% de sus ganancias provengan del 10% de sus operaciones, pero un trader centrado en el miedo puede que se pierda esas 10% de operaciones, ya que si tiene la suerte de entrar puede incluso que no deje que se desarrolle.

Los trader más avariciosos, si son capaces de durar sin destrozar su cuenta, son los que hacen las grandes fortunas. Sin embargo, los trader más miedosos tienden a avanzar lentamente.

Como dijimos anteriormente, como trader experimentará ambas emociones, pero ¿en estos momentos cuál es tu lado predominante? Seguro que ya lo tienes claro.

Los mejores traders son capaces de reconocer sus fortalezas y debilidades comprendiendo cuando son más propenso al miedo o a la avaricia. Hay muchas tácticas simples para potenciar su sesgo. Los trader más centrados en la avaricia necesitan una estructura simple de gestión de riesgos. Esto les permite operar sus puntos fuertes sin exceso de apalancamiento y una operativa excesiva.

Los más miedosos, necesitan un sistema de negociación con premisas simples, pero concreta que los dejes seguros en sus puntos de entrada y salida, que no deje tiempo para dudas.

Buen trading amigos!

Advertencia legal:

Enbolsa.net o cualquier persona/empresa relacionada con este proyecto no aceptará ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño en el trading como resultado de la confianza en la información suministrada en nuestra web incluyendo nuestros webinarios, cotizaciones, gráficos, etc. La operativa en Fondos de inversión o ETF son formas de inversión con riesgo de pérdida de una parte del dinero de una cuenta y no son aptas para todos los inversores. La operativa en futuros, CFDs, opciones u otras formas de especulación apalancada son las formas de inversión con riesgo de pérdida de la totalidad del dinero de una cuenta e incluso más y no son aptas para todos los inversores. Por tanto, tanto en operativa a contado como en operativa apalancada declinamos toda responsabilidad de cualquier decisión de compra o de venta de títulos, valores y/o activos cotizados en los mercados, por influencia de dichas opiniones o replicando las posiciones publicadas en la web o seminarios.

La operativa en activos de los mercados financieros requiere conocimiento y amplia experiencia. Son productos complejos y en algunos casos apalancados cuyo uso puede dar lugar a pedidas severas en el capital, pudiendo superar las pérdidas el capital invertido, por tanto el inversor deberá comprobar que los activos en los que opera se adaptan a su perfil de inversión y asumir el riesgo de su propia operativa. Enbolsa.net no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de esta página web o de nuestros servicios. Los usuarios deben estar plenamente informados sobre los riesgos, gestión monetaria, apalancamiento y los gastos asociados con el trading en los mercados financieros.

El contenido de la página web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

One thought on “En tu operativa: Miedo VS Avaricia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *