Análisis Chartista

¿Qué es el análisis chartista?

El chartismo consiste en el estudio del gráfico para pronosticar los comportamientos futuros de los distintos activos financieros, en base a líneas y figuras geométricas. La distinción con respecto al análisis técnico consiste en que este sólo se basa en el análisis de datos en base a fórmulas matemáticas para analizar el comportamiento futuro de los precios según las series de datos (estudia solo los movimientos del precio, tambien se le conoce con el nombre de Price Action). El chartismo no es exclusivo ni excluyente. Puede utilizarse en conjunción con otros tipos de análisis, tanto el análisis fundamental como el técnico.

El chartismo tiene tres fundamentos básicos:

  • Los precios se mueven en base a tendencias.
  • En la cotización se reflejan siempre todos los factores que pueden afectar a una Empresa (índices, materias primas…).
  • Los comportamientos de las cotizaciones son repetitivos, en base a ciclos.

Aquel que siga estas premisas nunca tiene que dejarse influir por factores externos, como la previsión de mejores beneficios para una empresa, nuevas inversiones con alto riesgo, etc. Todo esto debe detectarse en las cotizaciones del valor. Por ejemplo, la aparición de una buena noticia en un mercado de valores supondría un alza en las cotizaciones, pero esta alza debe de estar implícita, y por tanto prevista, en los gráficos que analicemos.

A la hora de hablar sobre el análisis chartista se hace necesario exponer su base, la teoría del Dow.

Esta teoría se centraba en describir el comportamiento del mercado: siempre trató de localizar tendencias, no de anticiparse a ellas. Utilizaba el comportamiento de los mercados de valores como barómetro del clima económico.

Considera Dow que en los mercados existen tres tipos de movimientos:

tendencia primaria

    • Primario, tiene lugar a lo largo de grandes períodos de tiempo (años, décadas) y son alcistas, bajistas o laterales.

tendencia secundaria

    • Secundario, que abarca semanas o meses, y que se desarrolla como una tendencia contraria al movimiento primario (correcciones). También son al alza, a la baja o laterales.

tendencia terciaria

  • Terciarias o menores: fluctuaciones diarias de los precios que pueden moverse en cualquier dirección. También pueden ser movimientos alcistas, bajistas o laterales.

Tendencia Alcista

deben existir dos mínimos consecutivos con la condición de que el segundo mínimo sea superior al primero. Si se forma un tercer mínimo cumpliendo la condición de superior al segundo se confirma la tendencia alcista. La línea que trazaremos se denomina DIRECTRIZ ALCISTA, y se dibujará uniendo los mínimos.

Tendencia Bajista

Debe existir dos máximos consecutivos con la condición de que el segundo sea inferior al primero. Si se forma un tercer máximo cumpliendo la condición de inferior al segundo, se confirma la tendencia bajista. La línea que trazaremos se denomina DIRECTRIZ BAJISTA y se dibuja uniendo los máximos.

Tendencia lateral

Esta tendencia se forma cuando los mínimos consecutivos alcanzan siempre el mismo valor, nunca son superiores al anterior; con los máximos ocurre lo mismo. Por lo que forma una línea horizontal, lo que nos indica INDECISIÓN del mercado secundario, que abarca semanas o meses, y que se desarrolla como una tendencia contraria al movimiento primario.

Tipos de gráficos

Los gráficos pueden ser de distintas maneras según la información que nos proporciones o como esté dispuesta la información. Los gráficos más utilizados son los de barras, aunque últimamente los de vela, con el estudio de las velas, han ido incrementando mercado. Aparte podemos encontrar gráficos lineales o de punto y figura y según la escala que utilicemos, aritméticos o logarítmicos.

Gráfico de barras

Se le llama gráfico de barras porque el alcance de cada día, hora, minuto ect… se representa mediante una barra vertical. La barra se dibuja desde el máximo al mínimo de cada día. Para marcar la apertura del día se dibuja una línea transversal a la izquierda, no es obligatorio, y para marcar el cierre del día se dibuja una línea transversal a la derecha, el cierre si es obligatorio.

Gráfico de barras

Todo esto se representa en un eje vertical que representa los precios de la acción (cotización), y en un eje horizontal que representa el tiempo.

Gráfico de líneas

Es el más sencillo y se utiliza para obtener una visión general de los precios en el mercado durante un periodo de tiempo determinado.  Básicamente une los puntos de precios mediante líneas, normalmente el que se utiliza es el precio de cierre.

En la siguiente representación aparece Telefónica en grafico lineal. En el solo se indica el precio de cierre diario. Aunque a simple vista puede ser de las representaciones más básicas, el precio de cierre podemos considerarlo la transacción más relevante del día.

Gráfico lineal

Gráfico de punto y figura

Esta fue la primera técnica utilizada por los operadores a finales del siglo pasado. Se representa por columnas alternas de X y O. Las X representan precios al alza y las O, precios a la baja. Solo se representan los cambios en el precio, sí no hay cambio el precio se queda como esta y por tanto no se hace representación gráfica.

Esta representación hoy en día está en desuso e incluso muchas plataformas ni contemplan esta forma de graficar, aun así, os mostramos una representación de Intel allá por los años 1997-98 para que os hagáis una leve idea.

Gráfico de punto y figura

Gráfico de Velas japonesas

Los gráficos de velas son la versión japonesa de los gráficos de barras, representan la apertura, el cierre, el máximo y el mínimo del día igual que el de barra, pero de una forma distinta.

Gráfico de velas japonesas

La delgada línea se denomina sombra, y representa el alcance máximo o mínimo que ha tenido el precio durante el día. La parte más ancha y coloreada es el cuerpo de la vela y mide la distancia entre la apertura y el cierre del día. Si el cuerpo es blanco, o verde significa que el cierre del día ha sido mayor que la apertura, por tanto, ha sido un cierre positivo. Si el cuerpo es negro o rojo, significa que el cierre ha sido menor que la apertura y por consiguiente representa un día negativo en la cotización.

Principales Figuras Chartistas

Los gráficos van plasmando una serie de figuras que se conocen como patrones o formaciones chartistas. Cada una de estas figuras se confecciona en base a tendencias, soportes, resistencias, máximos y mínimos.

Las figuras chartistas ofrecen mucha información al operador, y aunque son un método de análisis fiable, deben combinarse con otras herramientas de análisis como indicadores técnicos (osciladores, indicadores de tendencia, volumen, etc).

El método chartista reconoce una serie de patrones que adelantan posibles comportamientos futuros, suelen dividirse entre los que continúan con la tendencia que llevaban o los que auguran un cambio de la misma.

Figuras de agotamiento de tendencia

Un cambio de tendencia se produce cuando la curva de cotización pasa de alcista a bajista o viceversa. Para que un cambio se confirme debe cumplir una serie de requisitos.

  • El primer requisito será la ruptura de la tendencia, pensando que este hecho de por sí solo no constituye ninguna señal definitiva. Cuanto mayor sea una formación de cambio de tendencia mayor será el movimiento que la siga cuando finalmente se confirme, esta afirmación está tomada en relación a algunas de las técnicas que se emplean como medición de los principales patrones de cambio.
  • El segundo requisito es la formación de una nueva tendencia para ello debe ir produciéndose una serie de máximos decrecientes y una serie de mínimos decrecientes en tendencias alcistas y viceversa para las tendencias bajistas.
  • Y por último y también fundamental seria el aplanamiento de su media móvil hasta el giro de dirección a la baja en tendencias de alcistas a bajistas y viceversa.

Hombro cabeza hombro

El patrón hombro cabeza hombro (HCH) es la figura de cambio de tendencia más conocida, se utiliza para anticipar un cambio de tendencia de alcista a bajista.

Figura hombro cabeza hombro

Hombro Cabeza hombro invertido

Es la figura inversa a la anterior e indica un cambio de tendencia bajista a alcista.

Figura hombro cabeza hombro invertido

Doble techo

Un doble techo es un patrón de reversión que notifica un giro potencial, de alcista a bajista. Para que se produzca, hay que encontrar dos máximos del precio consecutivos, con un valle de las cotizaciones entre los dos máximos.

Figura doble techo

Doble Suelo

Un doble suelo es la figura contraria al doble techo, avisa de cambio de tendencia, de bajista a alcista. Se reconoce con facilidad, cuando se observan dos mínimos consecutivos del precio, con un rally entre los dos mínimos de las cotizaciones, una «W».

Figura doble suelo

Triple Techo

El triple techo se produce cuando la cotización de un activo financiero, tras una tendencia alcista, forma tres máximos consecutivos en el mismo nivel de precios.

Figura triple techo

Triple Suelo

En cambio el triple suelo o suelo bajo se caracteriza por la existencia de tres mínimos de valor similar, esto implica el cambio de tendencia bajista a alcista.

Figura triple suelo

Triángulo expansivo

Es un tipo de figura donde los precios se van expandiendo. Suelen aparecer más habitualmente dentro de tendencias bajistas, ya que suponen un aumento de la volatilidad.

Figura triángulo expansivo

Otras figuras: Suelo redondeado, techo redondeado, suelo durmiente, vuelta en un día, diamante y taza con asa.

Suelo redondeado, sopera, platillo o suelo durmiente, suele aparecer en la recta final de una tendencia bajista, llegando el precio a un nivel de mínimos en el que permanecerá durante un tiempo hasta que comience a girarse al alza. Se identifica porque el giro o cambio de tendencia se produce de manera lenta y progresiva. Hasta que se produce ese momento, es un mercado “olvidado” por los inversores.

Techo redondeado, también conocido como platillo invertido es una cresta muy redondeada en forma de U invertida con el fondo plano. La línea de cuello de la figura está formada por el punto bajo que precede a la formación de la U invertida. Un techo redondeado puede ser un patrón de continuación alcista, pero también de continuación bajista.

Vuelta en un día o martillo, este patrón se forma muy rápido además de ser fácil de localizar, sin embargo, no se trata de una de las figuras más fiables o eficientes.

Una figura poco habitual dentro del cambio de tendencia es la formación diamante o rombo, se forma como la suma de un triángulo invertido seguido de un triángulo simétrico. Se produce casi exclusivamente en las tendencias alcistas con implicaciones bajistas sólo a muy corto plazo, nuca señala un cambio de tendencia primaria.

Taza con asa es otra de las figuras de agotamiento de tendencia, el volumen de negociación en esta figura disminuye en la caída de la taza, especialmente cuando va construyendo el fondo de la taza.

Figuras de continuación de tendencia

Los patrones de continuidad de tendencia no son más que pausas en la tendencia que prevalece, generalmente suelen duran menos tiempo que los patrones de cambio de tendencia. Señalan la continuación del precio en el mismo sentido que viene mostrando en los últimos tiempos. Seguidamente, exponemos algunas de las figuras de continuación de tendencia más conocidas y utilizadas.

Bandera y banderín

Se ven con frecuencia durante el transcurso de las tendencias alcistas y de las tendencias bajistas. Su duración es muy corta, días o semanas, pero nunca meses. Generalmente, suele aparecer tras un movimiento o impulso fuerte del precio, momento en el que se toma un pequeño descanso antes de reanudar y proseguir su dirección.

Figuras bandera y banderín

Los banderines son pequeñas banderas en forma triangular y aparecen en los momentos de descanso de una tendencia bursátil.

Pauta plana

Este patrón se origina en las correcciones de una tendencia y está basado en la teoría de las ondas de Elliot. Está formado por tres ondas y puede ser alcista o bajista. Se puede comprobar si estamos ante una pauta plana es usando el indicador ADX, que es un indicador que nos dice si la tendencia (sea alcista o bajista) tiene fuerza.

figura pauta plana

Triángulos

A los triángulos se los considera fiuras de equilibrio temporal. Estos patrones se conforman porque el precio tiene oscilaciones alcistas y bajistas que disminuyen progresivamente, que finalmente, confluyen en un punto. Son unas figuras con muchas peculiaridades por ello se ha decidido dedicarles un artículo.

Figura triángulo simétrico

Rectángulos

Pueder una figura de vuelta o de continuación, forma un movimiento lateral en el que hay varios máximos y mínimos sucesivos acotados entre un soporte y una resistencia. Esta figura se explicará con más detalle en el siguiente artículo.

Figura rectángulo

Cuñas

Las cuñas son figuras muy parecidas a los triángulos tanto por su forma como por el tiempo que necesitan para crearse. Se trata de dos líneas de misma dirección (ascendentes o descendentes) que convergen en un punto denominado vértice. Cuando hablamos de gráficos diarios, la formación de esta figura suele tardar entre uno y tres meses en desarrollarse. Suelen ir acompañadas de un descenso en el volumen durante su formación, pero una vez se ha completado la figura el volumen suele aumentar. En este artículo desarrollamos con más profundidad esta figura.

Figura cuña

Diferencias entre análisis chartista e indicadores técnicos

Dentro del análisis técnico, los indicadores constituyen la parte cuantitativa. Y aunque también presentan problemas de subjetividad en algunos casos, son bastante objetivos por lo que constituyen una herramienta muy eficaz a la hora de establecer la estrategia de trading en los mercados financieros.

Por otro lado, el análisis chartista se basa en el estudio de los patrones que se forman en las cotizaciones bursátiles por lo que puede parecer que es más subjetivo que los indicadores técnicos.

Sin embargo, no es posible determina si un método es mejor que otro y la opción más conveniente es su uso combinado para confirmar los resultados.

Figuras Chartistas